Todos días sale el Sol, aunque alguno amanezca nublado.

Nunca una frase fue más exacta, es lo único que no falla, quizás por eso lo elegí, todo lo demás puede fallar, pero la luz….

Realmente lo elegí?

 No sé, no podría definirlo, solo sé que me atrapó, que cada día era lo único permanente, la luz. Todo lo demás cambiaba, estaba…. no estaba…., era…. no era….

Empezó siendo una distracción, un pasatiempo, un juego, y sin darme cuenta, algo cambió.

Ya no veía el mundo de la misma manera, ni tampoco a las personas, no ha sido facil, pero aquí estoy, quizás tenga algo que decir, o quizás no…. o tal vez a nadie interese.

Pero de lo que no tengo duda es de la inconmensurable belleza que ante mis ojos se ha ido mostrando, todo ha ido adquiriendo otro color, colores que no conocía, fascinantes.

Luces que aparecen por donde mire, a veces he llegado a pensar que es una locura, cierro los ojos y millones de átomos, de fotones, de lluvias de luz y color me inundan.

No tengo formación académica en el arte, oigo hablar de diferentes corrientes, una que me ha llamado la atención últimamente es: “El Arte en el Zen”, o quizás sea…. “El Zen en el Arte”….?

Asistí a una conferencia en la que decían que había que vaciarse, olvidar todos los conceptos para descubrir, y sin embargo todo lo medían, lo comparaban, sentí que no era más que una nueva moda, (eso que allí percibí)

Porque si realmente te vacías, te desapegas de todos los conceptos…. como le puedes poner nombre?

Muchos me preguntan como lo hago, que técnicas utilizo para captar esas imágenes, solo una…. Abstracción…. Total y completa abstracción del mundo, cuando lo hago nada existe, solo la cámara, la luz y yo.

Y mi yo, se desapega de los prejuicios, ya nada importa, desparezco, mi mente se abre y fluye. ¿Como poder transmitir algo así?…. No lo sé, solo puedo mostrarlo, si a alguien sirve…. Genial, sino…. He disfrutado, algo en mí a cambiado.

Todo es sutil, efímero, nada permanece, pero si consigo una sonrisa…. seguro que es una luz más, que en un instante puede cambiar la vida de alguien. Las sonrisas son contagiosas, y aunque existe una vacuna muy poderosa que ha impedido que se convierta en epidemia a lo largo del tiempo, podemos llegar a neutralizarla, la vacuna se ha llamado y se llama…..

“MIEDO”

Probemos a desactivarla, sonriamos, que podemos perder???

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s