RECUERDA…

No nos queda tiempo, esto se acaba…, le decía la tormenta a la tierra….
Así es, hemos vuelto a cometer los mismos errores, hemos sido incapaces de recordar, era algo tan fácil…, solo tenía que recordar.
Ya he vivido esto, no se si fueron años o eónes, pero ya pase por ello, y aquí estoy repitiendo, igual que tú y que aquel y el otro…, todos repetimos.
De vez en cuando los recuerdos se activan, entonces sé, pero no soy capaz de mantener, y duermo.
No es excusa, es realidad, no me enorgullezco de ello, y además cuando duermo no descanso, no es un sueño reparador, todo son pesadillas, pero sigo durmiendo, tengo miedo de despertar, aunque que sé que yo soy otro tú, me aterra la soledad, si de verdad creyese en mi guerrero, no cuestionaría nada, pues un guerrero sabe, y sabe que mi memoria es parte de él, igual que la tuya, hay que ponerla en orden, activarla.
Cuantas veces repetiré?
Cuantas veces tendré que ver como destrozamos una y otra vez la casa…?
Así es, no sé que hay al otro “lado” pero en el fondo todo cuanto ocurra…, lo creo, no tengo miedo.
Este exceso de información visual, puede tener su parte negativa, pero estoy creada para ver y al ver…, creo.
Solo tengo que “RE-CORDAR”.

Anuncios

2 comentarios

  1. dominique

    Un poco atrasadilla pero más vale tarde que nunca…
    Recordar, los recuerdos, a veces dolor, otras dulzura o amargor del alma. Pero sin recordar volveremos a cometer los mismos errores, de hecho lo hacemos una y otra vez por dejadez, comodidad o simplemente por falta de memoria y volvemos a caer. Nuestros recuerdos forman parte de nuestra vida, es nuestro libro escrito en nuestra mente y sin ellos no seríamos completos, mientras los tengamos bien ordenaditos en los cajones de nuestro cerebro no temeremos a la soledad y serán el reposo de nuestro guerrero interior aunque tambien a veces pedimos a grito una lobotomía…
    Gracias, un abrazo.

    agosto 3, 2011 en 11:06 am

    • Perpleja con el comentario, gracias por pasarte, pero no creo que se pueda comentar el post, ya que solo fue una reflexión que volqué, cosa nada habitual en mi, después de una conversación muy …. no se puede definir, con una amiga.
      No admite comentarios, ya que es abstracta por completo y me parece de muy arriesgado atreverse a ello sin saber a que se refiere.

      agosto 5, 2011 en 8:43 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s