Tierra Africa.

En un sueño por alcanzar la realidad, buscamos lugares idílicos que imaginamos “vírgenes” que la mano del hombre no ha mancillado, donde el árbol crece porque ese es su destino y no se plantea más, nadie poda sus ramas, nadie abona su suelo, no necesita la mano humana para ser, solo es, acepta que se cobijen en él toda clase de animales, no se plantea si son alimañas o gorriones, no hay clasificaciones, sólo son.
Y en ese sueño buscamos los sonidos que nos inspiran a esa búsqueda, la de la autenticidad, esa “creencia” que en otro tiempo era algo más, no sólo un cerebro con implantes.
Por soñar nos convertimos en soñadores y somos ese sueño y si despertamos…?
Y si vemos que somos el sueño, el soñador y lo soñado…?
Que queda…?

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Ecipse « conocimiento y libre albedrío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s