tormenta solar

¡¡El juego!!

Porque mirar siempre de la misma manera, la mirada global te da una idea de lo que hay, pero en profundidad todo cambia, hay que atreverse!!

 

DSC04636 DSC04484 DSC04670 DSC04682 DSC04706 DSC04708
Todas las fotografías de este blog tienen derechos de autor!!

DSC04717

Anuncios

¡¡Encendiendo las velas!!

¡¡Encendiendo las velas!!

 

 

 

 

 

 

 

 

El sábado por la noche en el Mediterráneo brillará el sol en medio de la noche.

Uno de los vídeos de la luz del sol, ha sido seleccionado para encender las velas e iluminar la oscuridad de la noche, en el:

¡¡Festival La Noche en Vela!!

El Sol danzará con la música de Matthieu Saglio, no puede haber mejor combinación.

http://www.matsag.com/

Para los que estén cerca una noche diferente en una ubicación privilegiada como es la Platja dels Esquirols en Cambrils.

A disfrutar

http://www.lanocheenvela.com/#presentacion


Buscando una luz.

Y para ello, utilizo los ojos, pero esa luz solo puede ser vista con el corazón.

Si está abierto… veré, si está cerrado, pasaré de largo, así funciona la luz del sol con mi cámara.

 


In memorial.


Dedicado a una gran persona, Mario Morcillo, gracias de corazón. Nunca pensé que tendría que añadir un adiós.

Hace unos días pude realizar uno de mis (muchos) sueños.

Estar cerca de delfines, poder tocarlos, abrazarlos, nadar con ellos, un privilegio que pocas personas tienen y a muchos gustaría.

Todo ello gracias a una estupenda persona que ha dedicado su vida a divulgar su pasión, ¡¡Las Orcas!! por darle un nombre porque su pasión es saber y hacer que otros se contagien y vibren en la misma dirección, Mario Morcillo, así se llama, para definirlo, podría utilizar muchas calificaciones, títulos, etc. pero tiene tantas…, mejor copio y pego una definición que él hace de si mismo en su página de la Isla de los Delfines:

Principalmente como director de LA ISLA DE LOS DELFINES y CO-DIRECTOR de varias empresas mas… PODRIAMOS RESUMIR MI TRABAJO AHORA COMO DIVULGADOR…de los delfines, las ballenas, el mar, las corrientes marinas, la luna, la medicina veterinaria y…nuestros antepasados y sociedades mas ECO-“LÓGICAS” de antaño… y enseñar a SER MULTIDISCIPLINAR… A SER UNA NUEVA PERSONA DEL RENACIMIENTO…

 

 

Llevo mas de 19 años dedicado a los DELFINES Y BALLENAS, organizar EXPEDICIONES, VIAJES DIFERENTES, EVENTOS, CONGRESOS, CURSOS, FESTIVALES, FORMACIÓN DE FUTUROS GUÍAS ESPECIALIZADOS…y aunque me siento que no pertenezco a ninguna disciplina…me licencie en VETERINARIA…pero es un dato mas a mi pasión POR SABER DE LA VIDA, DEL MUNDO, POR DESCUBRIR EL PORQUÉ ESTAMOS AQUI…viajando, aprendiendo, disfrutando, divirtiendome…

POR ESO ME GUSTA EL TRABAJO DE “GUÍA” por que no es una palabra cualquiera…GUÍA ES LA PERSONA QUE DIRIJE Y TE LLEVA POR EL CAMINO…y para mi ESA palabra es muy grande…por eso me gusta el trabajo de GUÍA entre todas las demas disciplinas que he tocado…

Puedes ver mi pequeño curriculum si te interesa ver…LO MAS DESTACADO…que NO LO MAS IMPORTANTE…ya que esas cosas son mas pequeñas, pasan desapercibidas, y NO SE SUELEN PONER EN EL CV…pero son las que HACEN A LA PERSONA…EN ESENCIA LO MAS IMPORTANTE…como decía “EL PRINCIPITO”.

Si te gusta saber, conocer, sentir y vivir la pasión por todo lo que tiene que ver con el mar y mucho más, no lo dudes, entra en la página:

http://laisladelosdelfines.ning.com/

Te aseguro que cambiaran muchos de tus conceptos.


Actividad Solart.

Eran las 19 horas aproximadamente del día 27 de Julio del 2011, después de unos días más bien fresquitos, el ambiente se caldeaba, que mejor oportunidad que coger la cámara y grabar…, justo en ese momento, las gráficas del Current Solar Data (from NOAA) mostraban una subida, se acababa de producir una tormenta solar clase M, esa no podemos verla, pero nos la imaginamos y viendo estas imágenes…, la echamos a volar…, tendrá algo que ver…? y que más da, resultan preciosas.
El video no está editado, recoge todos los sonidos del ambiente tal y como está captado, de fondo la música de Matthieu Saglio.

Como fue.


Mucha gente me pregunta como lo hago, pero creo que la pregunta tendría que ser…, Como fue?

Como se inició?

Que me impulsó a meterme en esta historia “rara” de la fotografía de la luz?

Si movilizo mi memoria, los primeros recuerdos son de infancia, aquellas tardes tediosas donde el calor apretaba y te obligaban a dormir la siesta, cosa que creo que todos rechazamos de niños, no estamos cansados, tenemos tanta curiosidad por todo, que dormir nos parece una perdida de tiempo (ese era mi pensamiento), como digo recuerdo que cuando la casa estaba en silencio, me sentaba en el suelo de la cocina, donde había una ventana pequeña muy alta, con una persiana de aquellas de madera, por la cual se filtraban los rayos del sol dejando todo en penumbra.

Aquella luz me fascinaba, me dejaba ver eso que no vemos, todas las partículas de polvo brillando en el vacío, moviéndose como si tuviesen vida propia, al querer atraparlas, esos rayos traspasaban la fina piel (por aquel entonces) de mis manos y podía ver que había dentro, ese recuerdo esta muy presente, debieron de ser muchas las veces u horas que pasé haciéndolo.

Otro de los recuerdos, es cuando a primeras horas de la mañana, los domingos,mi padre nos cogía a mi hermano mayor y a mi, junto a sus bártulos de pesca y salíamos para montarnos en el tren, (no teníamos coche) e íbamos al Embalse de Tormos, cuando llegábamos a la estación de Ortilla-Marraco, el sol estaba en el horizonte y durante el trayecto, un camino recto (que me parecía interminable) iba levantándose, y dejaba un rastro de brillos por donde mirases, la noche había puesto un manto de rocío a las plantas, y los rayos las convertían en brillantes chispas de luz, como estrellas que bajaban a recostarse durante el día.

Mi imaginación no tenía limites, era lo único que tenía, mientras mi padre pescaba, cuando no correteaba con mi hermano, me gustaba sentarme y mirar el agua, allí se producía de nuevo esa maravilla de la luz, el sol en el agua y cuando esta se movía… saltaban chispas por todos los lados, (de mayor descubrí que eso tiene mucha fuerza, el Dr. Lefebure le llamó Fosfenos), también fueron muchas las horas que pasé en esos juegos, entonces no había ni teles ni ordenadores ni otros entretenimientos, mi hermano leía tebeos, yo leía la luz.

Por las noches, no había sol, pero tenía a las estrellas, ellas también brillaban, eran chispas que parpadeaban continuamente, como ya he dicho, no me gustaba dormir y cuando el resto lo hacía, yo me asomaba a la ventana y las miraba, soñaba…, pensaba que estaban habitadas y les hablaba internamente, les contaba mis penas, siempre sentí añoranza, como Amí, el niño de las estrellas, que no conocía ni leí.

El tiempo fue pasando y las programaciones empezaron a relegar las ilusiones y los sueños, ya no había “tiempo”, aún así seguí mirando las estrellas y al sol, aunque no había espacio para soñar…, no los olvidaba.

Cumplí con lo que los “otros” tenían pensado para mí, me casé, tuve hijos, apoye al que entonces era mi marido a crear una empresa, trabajo…, trabajo…, trabajo.

Me olvide de soñar, vivía como un muerto vertical.

Hasta que un día todo se rompió, familia…, marido…, empresa…, todo se fue a pique para mi, me hundí, pase bastante tiempo bajando y bajando hasta tocar fondo, miraba hacia atrás y no había nada…, solo un diminuto punto de luz de aquella entrada, lo malo era que mirar hacia adelante era lo mismo…, solo un diminuto punto de luz, estaba en medio de un túnel sin posibilidades de volver atrás ni fuerzas para salir.

Ante esa situación busqué, y busqué por todos los sitios, entré a conocer todas las terapias alternativas, mi cuerpo no se sostenía y mi mente no tenía donde sujetarse, el único lazo que me mantenía en este plano eran mis hijos, no podía dejarles una herencia tan negativa, por ellos, por mi responsabilidad y porque era lo único que me hacía sentir válida, mi orgullo, mirarlos era tan… no podría describirlo, nunca fui una mujer cariñosa ni supe expresar, era tan grande lo que sentía por ellos que tenía que encontrar de nuevo la ilusión, poder decirles que esto merece la pena, que la vida merece ser vivida y descubrí que la vida…. soy yo.

La vida somos cada uno de nosotros, somos los guardianes, la vida es esa chispa que se refleja en el agua, que traspasa mi piel, soy el agua donde se posa la luz del sol, por eso tenía que dejarme fluir, aunque a veces me estanco y entonces… duele, eso es la enfermedad, esos estancamientos, donde no hay fluidez, donde las aguas se pudren y la luz no refleja, no brilla.

Y allí estaba él, nunca me abandonó, el Sol, aunque no lo mirase…,por el rabillo del ojo veía sus destellos, hasta que un día me senté a mirarlo de frente y me hizo el más grande de los regalos jamás soñados, ya se estaba despidiendo por el horizonte y empezó a desplegar un abanico de colores, de formas geométricas…, todo se llenó.

Entré él y yo no existía el vacío, esos colores y formas fantásticas se sobreponían unas a otras y apareció el más maravilloso Mándala jamas imaginado, era real, no estaba soñando, lo estaba viendo con mis propios ojos, el impacto en mi interior es imposible describirlo con palabras, yo era eso, era todo, las plantas, la luz, el aire… indescriptible.

Cuando desapareció, quedé como en trance, me costó mucho bajar, durante mucho tiempo esas sensaciones me acompañaron y aún al evocarlas… siento muchísima añoranza, por eso empece a fotografiar, sabía que era real, que está ahí para todos, que solo hay que saber mirar, me propuse enseñarlo, es más…, sabía que tenía que hacerlo, que lo que proporciona esa visión es tan importante, tan gratificante, que conseguiría captarlo con mi cámara y mostrarlo.

Y en ello estoy, aún no lo he conseguido, yo sigo, me da igual lo que piensen o digan de ello o de mi, he visto muchas sonrisas y eso… me llena, las sonrisas iluminan las caras y si lográsemos iluminar todas las caras… quizás aún estemos a tiempo de cambiar el mundo, porque el mundo somos cada uno.


Con todas estas experiencias fui comprendiendo que nada es bueno ni malo y que mucha luz… deslumbra, impide ver, y la ausencia de ella también, por eso hay que entornar los ojos, tapar el objetivo de la cámara, dejar que solo pase un puntito de luz y en ese puntito… esta todo…, las formas, los colores… el cambio.